bodyweight y HIIT en Cohens Fitness Club

El bodyweight y HIIT (High Intensity Interval Training) son dos tendencias que están muy de moda a la hora de realizar actividad física debido a las múltiples ventajas que se han ido descubriendo en cada una de ellas. A continuación podrás conocer algo más de estos dos tipos de entrenamiento.

Ventajas del bodyweight y HIIT

Bodyweight

El bodyweight no es otra cosa que un tipo de ejercicio en el que se trabaja con el propio peso del cuerpo, sin necesidad de otro tipo de materiales, aparatos o pesas. Cuando se realizan de forma adecuada y con la supervisión de un experto, presentan pocos riesgos de lesiones y no existe la posibilidad de sufrir un accidente con alguna máquina.

Otra de sus ventajas es la psicológica, y es que no te sientes intimidado por la gran cantidad de peso que vas a levantar, como sí puede suceder en las máquinas o en el trabajo con peso libre. Tampoco sentirás que estás haciendo menos que tus compañeros.

HIIT

El HIIT es una técnica en la que se combinan ejercicios de alta intensidad con otros de intensidad media o moderada. Hay estudios que demuestran que la actividad física realizada de este modo continúa sus efectos después de haberla finalizado, lo que quiere decir una mayor quema de calorías y por lo tanto resultados más eficientes.

En clases de grupo

Cohens Fitness Club incorpora el bodyweight y HIIT en sus clases grupales, por lo que no tienes que ir a otro lugar para beneficiarte de estas modalidades de ejercicio.

Además, con la nueva metodología patentada de Ruth Cohen “FTX Systems”, que podrás disfrutar en exclusiva en nuestro centro, conoceras clases de grupo diferentes, en las que encontrarás este tipo de entrenamientos basados en el bodyweight y hiit, ¡disfrutarás entrenando!

Imagen tomada de https://cdn2.omidoo.com

Cohens Fitness Club

+34 961 051 526

644 110 644 - Solo WhatsApp

info@cohensfitnessclub.com

San Vicente Mártir 174, bajo. 46007, Valencia.

Logo_footer   
 Cohens Fitness Club © 2018 | Aviso Legal.

Proudly powered by Ruth Cohen