Cómo combatir el dolor de espalda

El dolor de espalda, lumbalgia o dolor lumbar es uno de los de los padecimientos más comunes por el que las personas más acuden al médico. Tanto es así que incluso es una de las principales causas de incapacidad en en las sociedades industrializadas.

Este dolor, se localiza en la parte baja de la espalda, entre el final de las costillas y las palas iliacas de la pelvis. Es una dolencia incapacitante y puede condicionar totalmente nuestra vida.

Se experimenta con cierta frecuencia en casos manejables, pero si no se toman las medidas adecuadas para remediarlo, puede volverse un dolor crónico con tratamiento médico permanente.

Lo mejor es que en cuanto sientas dolor de espalda, te lo tomes en serio y busques soluciones sobre cómo combatir ese dolor de manera práctica y, sobre todo, a tiempo. Recuerda: “es mejor prevenir que lamentar”.

Lo positivo es que sí es posible prevenir o por lo menos aliviar estos episodios de dolor. Ayuda mucho una rutina adecuada y habitual de ejercicio físico, además de un aprendizaje e interiorización de la postura correcta que debemos adoptar para evitar que se produzca ese dolor, tanto a la hora de sentarnos como al caminar o estar mucho tiempo de pie.

Es importante tomárselo en serio, ya que de este dolor pueden derivar otras patologías más serias e irrevesibles como pueden ser las protusiones o incluso hernias. Estas patologías nos condicionarán para toda la vida y es preciso corregir malos hábitos para no llegar a ellas.

Cómo combatir el dolor de espalda

Si quieres mantener tu espalda fuerte y sana, ten en cuenta estos consejos de prevención:

Practica ejercicio: realiza actividad física frecuente, ejercicios de fuerza para fortalecer la estructura muscular de tu cuerpo que sirve de soporte y te ayuda a mantener una correcta postura. Evita ejercicios de alto impacto para disminuir la presión de las vértebras o sacudidas en la espalda. Mejor consulta con un profesional del ejercicio físico que adecúe una planificación para ti según tus características individuales, así reforzarás tus puntos débiles y lograrás mejoras de por vida.

Controla tu peso: el sobrepeso afecta a tu espalda, dará lugar a malas posturas, dolores articulares extras, etc. Cuida tu peso y mantenlo en los niveles saludables, además de mejorar tu dolor de espalda, evitarás muchas más patologías asociadas.

Siéntate de manera inteligente: reedúcate posturalmente, corrige tu postura, siéntate con el tronco recto, manten los hombros ligeramente atrasados y el pecho erguido. Elige un asiento con espaldar graduable, apoyabrazos y una base giratoria. Busca sillas ergonómicas y trata de cambiar de posición con frecuencia. Además, cada al menos dos horas, procura levantarte y dar un paseo, tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

Permanece de pie alternando el peso: si debes estar de pie por largos periodos de tiempo, coloca una pequeña tarima o una banca pequeña para que subas un pie y al rato el otro (de manera alternada). Con ello podrás quitar parte de la carga de la parte inferior de la espalda.

Ayúdate practicando ejercicios de fuerza en la zona del CORE, además de fortalecer toda la cintura abdominal, también debes trabajar los glúteos y las piernas, ya que son la base sobre la cual recaerá todo el peso de tu cuerpo. Debes aligerar la carga de la espalda todo lo que puedas, para ello, nada mejor que trabajar toda la estructura muscular que la rodea, así se repartirán el trabajo.

Esperamos que estos consejos puedan ayudarte a encontrar la solución a tu dolor de espalda, y que no tengas que acudir a ayudas farmacológicas de forma habitual, sino de forma puntual en momentos en los que no haya otro remedio para paliar el dolor.

Cohens Fitness Club

+34 961 051 526

644 110 644 - Solo WhatsApp

info@cohensfitnessclub.com

San Vicente Mártir 174, bajo. 46007, Valencia.

Logo_footer   
 Cohens Fitness Club © 2018 | Aviso Legal.

Proudly powered by Ruth Cohen